COMPARTIR

La Brigada de Homicidios de la PDI está investigando la muerte de una enfermera de la Unidad de Tratamientos Intensivos del Hospital de San Fernando, Jeannette Canales Díaz, ocurrido la noche de este lunes 20 de febrero, hecho que quedó al descubierto cuando personal de turno encontró el cuerpo de la enfermera de 40 años al interior de un baño del recinto hospitalario, por lo que dieron cuenta del hecho a carabineros del sector.

Ante los hechos, la fiscal de turno instruyó la concurrencia de la brigada especializada, quienes acompañados de peritos del laboratorio de criminalística regional encontraron ampollas vacías del medicamento Fentanilo, por lo que una de las hipótesis que manejan los detectives es que se trataría de una muerte accidental por automedicación.

El jefe subrogante de la Brigada de Homicidios de Rancagua, comisario Orlando Calderón, manifestó: “Los elementos que se han podido recopilar desde el sitio del suceso y del análisis de la información que tenemos, hablan de la muerte de una persona. Está en investigación el móvil de ésta, descartando el suicidio por lo pronto, toda vez que la mujer sufría algunos dolores lumbares, por lo que estamos trabajando para establecer si efectivamente padecía esa enfermedad”, agregó el comisario.

Del resultado de la investigación se dio cuenta al fiscal de turno, mientras que el cuerpo de la mujer fue derivado al Servicio Médico Legal para efectuar la necropsia de rigor y establecer su causa de muerte.

En tanto, el Hospital de San Fernando y la Dirección de Servicio de Salud O’Higgins, por medio de un comunicado, lamentaron la partida de la funcionaria que por más de 15 años trabajó en el establecimiento, enviando además sus condolencias a la familia, amigos y seres queridos. Por otra parte, el Servicio de Salud ordenó un sumario administrativo con la finalidad de investigar y entregar antecedentes a la Fiscalía para esclarecer lo antes posible el caso.

Declaraciones entregadas por el jefe (s) de la BH, comisario Orlando Calderón: