COMPARTIR

La marginación total de autoridades y parlamentarios de gobierno en esta Fiesta de la Vendimia de Colchagua marcó la jornada este fin de semana en Santa Cruz. En el acto inaugural –este sábado– el alcalde William Arévalo encendió mucho más los ánimos con un crítico discurso político, haciendo un llamado a mirar bien por quién votar en las próximas elecciones: “exijamos qué es lo que han hecho por este país, cuál es el compromiso social que tienen, para poder representarnos y estar a la altura de lo que el país se merece, porque realmente en Colchagua vamos a dejar de ser los estúpidos que hemos sido siempre y que tenemos en el Congreso a hueones que no le sirven a nadie”.

El extracto del discurso de William Arévalo
Sin representantes del gobierno

El único representante político durante el acto inaugural de la Fiesta de la Vendimia fue el diputado José Ramón Barros, quién explicó este desaire producto de las diferencias producidas a raíz de los incendios forestales con el edil santacruzano y el gobierno central: “La gente de Santa Cruz, la gente de Colchagua, no tiene responsabilidad alguna de los malos manejos de un gobierno respecto a su acción y gestión en el combate de los incendios. No se puede llevar al campo de la cultura, de la gastronomía, problemas que tienen y son originados en otro ámbito de cosas. Creo que el gobierno le ha faltado el respeto a la ciudadanía de Colchagua, al no tener ni un solo representante en una fiesta tradicional en que todo Colchagua está dispuesto a acoger a todas sus autoridades, sean de gobierno o sean de oposición. Yo creo que esto marca un hecho sin precedentes, el que un gobierno se margine en su totalidad, no hubo ni un Seremi, ni el intendente, ni gobernadores, ni parlamentarios de gobierno presentes en una fiesta que es tradicional. Incomprensible”, señaló el diputado Barros.

El enojo de Carlos Cardoen

Una vez que el alcalde William Arévalo concluyera su discurso e hiciera un llamado al voto, muchos explotaron en aplausos, pero al empresario Carlos Cardoen no se le movió ni un músculo, era evidente su molestia, que luego manifestó: “A mí lo que me descuece (…) es que se usen estas tribunas como planteamientos políticos, eso creo que está fuera de nuestro espíritu de unión, de estar todos juntos, de ser Chile como región. El espíritu de esta vendimia es la solidaridad, nosotros damos gracias a todo Chile que se volcó a ayudarnos en los momentos más difíciles cuando tuvimos la tragedia de estos grandes incendios. ¿Se han fijado ustedes que frente a la desgracia arrancamos para adelante? Pero en los momentos normales como que cada uno parte para su lado, y brotan estas diferencias políticas estúpidas que hacen que la gente se enfrente”, expresó el empresario santacruzano.

El embajador de México, Rubén Beltrán, también presente en el acto inaugural, así como el párroco de Santa Cruz, padre Juan Carlos Urrea, fueron otras de las autoridades claramente incómodas con el discurso y palabras del alcalde, y que no movieron sus manos para aplaudirlo una vez que este abandonó el estrado.

Los descargos del alcalde

Habiendo concluido los protocolos del acto inaugural, el alcalde William Arévalo reafirmó sus palabras sobre la escena política: “A lo mejor no es la forma, creo que hay cosas que cuando no se entienden de una postura hay que plantearlas de otra. Hoy día me hago responsable de mis dichos, no hay nada que cortar, que filtrar, estoy todos los días en la Municipalidad y al que quiera decir lo contrario, puede venir a mi oficina a la hora que quiera”.

Respecto a la ausencia de autoridades de gobierno, Arévalo señaló: “El que no haya venido el gobierno, porque aquí no vino el gobierno de Chile, es una falta de respecto no al alcalde, es una falta de respeto a Colchagua, a las empresas que están generando esto, que generamos impuestos, que estamos mejorando esta sociedad… yo creo que es una falta de respeto al país. Y van haber muchas explicaciones, pero no puedo entender que no haya si quiera la más simple de las autoridades del gobierno en esta vendimia, no me están haciendo daño a mí, le están haciendo daño al país, así que qué pena por ellos, y que la gente en el futuro sepa también cuando tengan que elegir, y voy a insistir, gente con capacidad.”

Arévalo subió a su cuenta de Twitter –en dos partes– el video con su discurso donde trata de “hueones” a los parlamentarios, y en vez de bajarle el perfil a sus dichos, fiel a su estilo, siguió defendiendo el tono que ocupó en aquel público discurso inaugural de la vendimia.

Sin embargo, estas diferencias no opacaron el exitoso desarrollo de esta Fiesta de la Vendimia de Colchagua 2017 en Santa Cruz durante este fin de semana, y el alcalde tuvo palabras de agradecimiento: “Aquí tal vez yo solo soy el rostro, los que damos los lineamientos sobre qué vendimia queremos para el año siguiente, pero aquí hay un trabajo enorme de un equipo tanto de turismo como de cultura, Viñas de Colchagua, y una cantidad enorme de personas que se van involucrando durante el año para que esto resulte bien”.