Este lunes se produjo un nuevo homicidio en la cárcel de Rancagua, que se suma a otro ocurrido el día sábado al interior del recinto penal, según informó la brigada de homicidios de la PDI.

En una de las celdas del centro penitenciario, y por circunstancias que se investigan, uno de los reos de 42 años quien cumplía condena por robo con violencia, fue atacado este sábado por su compañero de celda con un elemento cortante, recibiendo múltiples heridas que le causaron la muerte, situación que fue advertida por el personal de Gendarmería, quienes ejecutaron los protocolos establecidos e ingresaron a la celda para detener al autor del homicidio.

Por lo anterior, el fiscal de turno instruyó que la brigada especializada de la PDI efectuara las primeras diligencias investigativas, como el reconocimiento externo del cadáver, inspección ocular del sitio de suceso y toma de declaraciones, estableciendo que a eso de las 20 horas del día sábado, en circunstancias que los internos ingresaban sus celdas para pasar la noche, el compañero de habitación de la víctima, un joven de 22 años (antecedentes policiales por robo con violencia y hurto simple), premunido de dos elementos cortantes de elaboración artesanal, le propinó múltiples lesiones corto punzantes que le causaron la muerte.

Y en la jornada de este martes, en circunstancias que los internos estaban a pocos minutos de hacer ingreso a sus celdas, se registró otro ataque a un joven de 23 años que recibió una estocada que produjo una herida penetrante en su tórax y que por sus propios medios llegó hasta la puerta de acceso del módulo 48, lugar donde se desvaneció, siendo asistido por personal de gendarmería y derivado de urgencia hasta dependencias del Hospital Regional Rancagua, donde finalmente falleció a causa de la gravedad de la herida.

Peritos de Laboratorio de Criminalística Regional Rancagua (LACRIM) se apersonaron hasta el Hospital Regional Rancagua para efectuar el reconocimiento externo del cadáver, como asimismo el trabajo científico técnico en el sitio del suceso, logrando establecer que el hecho ocurrió en dependencias destinadas a comedores del módulo 48 y que el interno sólo llevaba un día en recinto penitenciario, ya que había sido trasladado desde Puente Alto.

Detectives de PDI trabajó para establecer la identidad del interno quien dio muerte al joven de 23 años, quien registraba una condena por robo con violencia, concluyendo así un nuevo homicidio en menos de una semana en el interior del de la Cárcel de Rancagua.