COMPARTIR

Las plagas en nuestro país siempre han sido un dolor de cabeza para el mercado de las maderas que se extraen de los bosques de Chile y sobre todo para las entidades que están encargadas de inspeccionarlas. Las autoridades han combatido durante años para controlarlas, principalmente con pesticidas químicos, pero en los últimos años cada vez se hace más fuerte el control biológico, por su mayor efectividad y por ser amigables con el medio ambiente.

Las plagas más importantes que afectan los pinos en nuestro país son el hongo Neonectria fuckeliana, el agente causal del cancro resinoso de los pinos (Fusarium Circinatum) o muerte del tejido cortical del árbol, el Gorgojo de la corteza del pino (Pissodes castaneus) y la Avispa taladradora de la madera (Sirex Noctilio). Este último llegó a Chile hace más de 16 años y se encuentra en nuestra región desde el año pasado. Y es justamente el que la oficina de Santa Cruz del SAG en conjunto con CONAF quiere prevenir su expansión a través de un controlador biológico, que en este caso es el insecto llamado Megarhyssa nortoni (Hymenoptera: Ichneumoniidae).

Gracias a la gestión del Jefe de oficina SAG Santa Cruz, Jaime López, en conjunto con representantes de CONAF, se logró fabricar un insectario para una mejor reproducción de la Megarhyssa nortoni, insecto encargado de reducir la plaga Sirex noctilio que afecta principalmente los pinos de Sierra Bellavista en San Fernando, Ranguil en Lolol y Alcones en Marchigüe.

Insectario implementado por SAG y Conaf.

Max Peragallo, Coordinador Forestal de SAG Santa Cruz, explica que “el insectario tiene por objetivo multiplicar enemigos naturales de plaga Sirex noctilio y disminuir el daño que provoca la plaga en plantaciones de pino acá en la región. La idea de esto es hacer control de las áreas de avance. La Megarhyssa nortoni es una avispa parasitoide de larvas de estadíos más avanzados y pupas de la plaga”, detalló el especialista.

Desde CONAF consideran que la mejor forma de combatir esta plaga que debilita los árboles es la unión con SAG para su mejor control sobre ésta. “CONAF considera importante los recursos de los pequeños y medianos propietarios forestales de la región. Eso quiere decir que tanto plantaciones de pino como eucaliptos y especies nativas son de relevancia cuando estas plantaciones están en suelos de una calidad muy pobre. De alguna forma esta es una alternativa para que este suelo sea productivo para el propietario”, manifiesta Cristián Núñez, jefe de la Sección de Plantaciones de CONAF región de O’Higgins.

El insectario será inaugurado a fines de abril, mientras que la Megarhyssa nortoni será desplegada en octubre próximo para así comenzar un control de casi 75 mil hectáreas de plantaciones de pino, la cual sería de gran ayuda para los propietarios y productores de madera de la región.