COMPARTIR

Este jueves se realizó la inauguración del Centro de Salud Mental (COSAM) en la comuna de Santa Cruz. El establecimiento se encontraba activo desde 2015, pero no se había realizado la abertura oficial.

En la actualidad, el Centro cuenta con más de 20  funcionarios, entre los cuales se encuentran psiquiatras, psicólogos clínicos y asistentes sociales. Está destinado a la atención de pacientes portadores de patologías psiquiátricas; entre ellas depresión, intentos de suicidio, trastornos psicóticos, esquizofrenia bipolar, adicciones alcohólicas y drogas u otras sustancias, entre otras enfermedades.

El COSAM es dependiente del Hospital Santa Cruz y atiende una cantidad de casi dos mil personas, que son derivadas desde distintos centros asistenciales de la microárea. “Principalmente recibimos pacientes del Hospital de Litueche, Pichilemu y Marchigue”, detalló Soledad Hernández, psiquiatra y coordinadora del Centro de Salud Mental.

Soledad Hernández, psiquiatra y coordinadora del Centro de Salud Mental

“Contar con este nuevo centro comunitario de salud familiar en toda esta microárea, que beneficia a toda la población de Santa Cruz y los alrededores, es un avance sumamente importante, en lo que respecta al aumento y la mejora en las prestaciones de salud”, afirmó el doctor Felipe Rojas, subdirector médico del Servicio de Salud O’Higgins.

En tanto la directora del Hospital Santa Cruz, la doctora Sonia Rodríguez, comentó que “este centro es para darle un espacio digno a la gente. Hay una atención multi profesional para darles un tratamiento y una recuperación mayor y acompañamiento a todos nuestros pacientes que necesitan del área de salud mental”, recalcó la profesional.

Zaida Abarca es paciente del COSAM. Ella sufre de fibromialgia, una enfermedad que se caracteriza por un dolor muscular crónico de origen desconocido, acompañado de sensación de fatiga y otros síntomas. Ella nos cuenta como ha sido su estadía en este centro recién inaugurado. “La atención ha sido muy buena. Gente muy comprometida con vocación de servicio. La doctora Hernández en conjunto con mi asistente, Maribel Donoso, hacen una gran coordinación para tratar mi enfermedad que es muy cara”, señaló.