A las 15:45 horas de esta tarde se presentó una persona en la guardia de la tenencia de carabineros de Chépica, informando que había personas lesionadas con un arma de fuego al interior de un predio ubicado en el sector Paredones de Auquinco, en la comuna de Chépica.

Los uniformados se hicieron presente en el sitio del suceso, deteniendo al victimario de iniciales O.R.G de 27 años, quien se encontraba en el interior de su parcela, luego de molestarse con unas personas que ingresaron sin autorización a su propiedad, el sujeto procedió a tomar su escopeta y les disparo en cuatro oportunidades a una familia integrada por Luis Eduardo Meneses Meneses de 67 años, Maribel Meneses Castro de 34 años y un menor de iniciales D.B.O de diez años, todos domiciliados en la comuna de Chépica.

Familiares de los afectados cuentan que se encontrarían pescando en el río del sector, cuando apareció el detenido con una escopeta y comenzó dispararles. “Llegó este joven al río que es esquizofrénico y comenzó a disparar a diestra y siniestra, con el objetivo de matar a toda la familia y otros niños que se encontraban en el lugar alcanzaron a huir ya que los quería matar a todos”, declaro Bryan Meneses sobrino de Luis Eduardo Meneses, quien habría recibido perdigones en la espalda y en la cara.

A raíz de lo anterior resultaron lesionados dos adultos y un menor quienes fueron trasladados por el SAMU al servicio de urgencia del Hospital de Santa Cruz, quedando un joven en riesgo vital debido a impactos de los perdigones en su cráneo y pulmón, posteriormente fue derivado al Hospital Regional de Rancagua.

El detenido por homicidio frustrado será puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Santa Cruz para su control de detención.