Personal de la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Rancagua se trasladó hasta un domicilio ubicado en la villa Alameda, de la capital regional, donde adoptaron un procedimiento en el que una mujer de 26 años, identificada como A.K.V.F. habría sido agredida brutalmente por su pareja.

Una vez en el lugar, los detectives recabaron información y evidencias que se encontraron en el domicilio, datos que sumado a la declaración de la víctima y testigos, pudieron determinar que durante horas de la tarde de ayer, la afectada se encontraba en su vivienda, momento en el cual su pareja, identificada como L.M.U.S. (26), habría llegado bajo la influencia de alcohol y drogas, ocasión en que habrían sostenido una discusión, por lo que el detenido se descontroló, propinándole golpes de puño y golpeando con la empuñadura de un arma cortante a su conviviente, quien se encontraba con 21 semanas de embarazo.

Por razones que se desconocen, el sujeto trasladó y retuvo forzosamente a la mujer embarazada hasta la casa de la madre del imputado, ubicada en la población Manuel Rodríguez, donde continuó golpeándola, lugar hasta el cual también acudió la madre de la víctima, identificada como S.C.F.C. (43), quien a pesar de poder rescatar a su hija, resultó con heridas cortantes por parte del imputado.

Una vez realizada la constatación de lesiones a la afectada, se comprobó que su embarazo no sufrió complicaciones, sin embargo mantenía contusiones y fracturas en su rostro, mientras que su madre evidenciaba heridas cortantes.

El agresor,  que había salido de la cárcel hace tres semanas, cumpliendo una condena por delito de robo con violencia, fue detenido por femicidio frustrado en contra de su pareja y lesiones graves hacía la madre de la misma, por lo que fue puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Rancagua.