Créditos: aldia24.com

El empresario santacruzano, según consta en actas de la Comisión de Derechos Humanos del Senado fue recibido junto a su hijo Andrés Cardoen y al abogado Juan Pablo Olmedo este miércoles a las 12:15 horas en Valparaíso, el único medio de prensa presente en la sala fue El Mercurio. Carlos Cardoen Cornejo no puede salir del país porque pesa en su contra una orden de captura internacional emitida por Estados Unidos desde 1993, que lo acusa de exportar ilegalmente circonio, químico empleado para la producción de bombas de racimo que habría vendido a Iraq.

Según El Mercurio, el empresario habría asistido a la comisión para solicitar “auxilio” ante la medida de Interpol. Si bien el Departamento de Justicia de Estados Unidos no ha solicitado su extradición ni formalizado su demanda, la difusión de la alerta roja le impide salir del país, hacerlo le significaría su arresto. Según este mismo medio, Cardoen argumentó que la alerta roja no es más que una “persecución política” en su contra.

El empresario santacruzano, que ha padecido de un cáncer al colon diagnosticado el 2005, ha sostenido que cuando Metalnor Ltda. efectúa exportaciones de elementos de defensa siempre lo ha hecho contando con los permisos y autorizaciones que la Ley requiere.

Según consta en el mismo documento de la comisión se acordó continuar en una próxima sesión.