COMPARTIR

Pedagogo en matemática, doctor en educación, por muchos años profesor de distintos colegios en Santa Cruz y actual director del Global Instituto. Víctor Bustamante se atreve a competir por un cupo a diputado en el nuevo distrito 16 y pretende formar su propia carrera política y no ser el reemplazo de Aníbal Pérez tras su bajada por problemas familiares.

El oriundo de Santa Cruz es el candidato de la comuna en el pacto Federación Regionalista Verde Social, donde tendrá que competir con otros 25 aspirantes al Congreso para lograr uno de los cuatro cupos que se otorga a este distrito en las elecciones del 19 de noviembre.

¿Por qué ser candidato a diputado?

“Entiendo que es algo muy difícil. No te puedo decir que soy el que tiene más posibilidades, pero también tengo confianza en que la gente puede entender el mensaje. Yo voy a entrar a hacer algo en política y en un medio donde la gente ha mostrado disconformidad. Las personas te dicen… los mismos de siempre… bueno usted señora, usted señor, va a tener una cara diferente. Sé lo que tengo que hacer en la Cámara de Diputados, si hay que tomar un curso lo tomo, o sea estoy preparado para enfrentar la situación. Yo sé que puedo ser un aporte en temas de educación y en la integración, sobre todo en la tercera edad y lo que son las leyes sociales, pero me interesa mucho la parte local.”

Usted es una persona conocida en la comuna de Santa Cruz, pero el distrito ahora se amplió, hay muchas más comunas donde se tienen que conseguir votos. ¿Encuentra que corre con menos ventaja que los otros candidatos que sí son conocidos a nivel distrital?

“Es una tarea compleja, pero una de las cosas que me han motivado siempre, son los desafíos. Cuando me salí del Liceo Santa Cruz después de nueve años, fue sin ningún pago de indemnización, simplemente porque confié en un proyecto y después cuando me salí de Santa Cruz de Unco para hacer el Global, dije que era un desafío y me salí en enero para comenzar con algo independiente en marzo. Hay que enfrentar desafíos y en eso no me niego porque si uno no los asume, se queda donde mismo.”

¿Cómo va a desarrollar su campaña?

“Me inscribí el lunes (21 de agosto) y van tres días donde he hecho clases, entonces espero conversar con algunos ex alumnos para ver cómo se hace una campaña política… yo no sé cómo se hace una campaña política, entonces hay que darle un poco de consistencia y conocimiento, pero espero que de aquí al 20 de septiembre, cuando parte la propaganda electoral, deberíamos tener el asunto armado. Una campaña que tenga su identidad, que se diferencie del resto de las campañas y ahí la gente va tener la opción de conocer bien lo que planteamos.”

Considerando que hay cerca de 26 candidatos y Ramón Barros junto a Juan Carlos Latorre son los candidatos más fuertes según sus antecedentes. ¿Cómo ve sus posibilidades?

“Esta nueva ley electoral está hecha por los parlamentarios para los incumbentes, porque si yo quisiera promocionarme, le ley no me lo permite, pero ellos en sus cargos de diputados pueden hacerlo, pero hay otro tema, el de la gente. Las personas siempre dicen el mismo nombre… Barros tiene cuatro periodos y ha hecho algunas cosas buenas y otras no tan buenas, quizás hay alguien que lo puede hacer mejor. Latorre ha tenido sus oportunidades y es una personas mucho más conocida que yo, pero puede pasarle el efecto Lagos, que ya son dinosaurios de la política. Lo más probable es que saquen más votos que yo, pero al menos lo voy a intentar y hacer el esfuerzo por ganarles, si no para que sigo en esto.”

¿Cuál es el mensaje en esta candidatura?

“El mensaje es yo me atrevo, el chileno de a poco lo está considerando. Yo me atrevo a ser campeón como la selección chilena, que se atrevieron a ser campeones y lo lograron dos veces, entonces mi tema esencial acá es atreverse. Yo me atrevo por la educación, por la transparencia, por la tercera edad, me atrevo por todo lo que hay que hacer acá.”

¿Cuáles son las mayores demandas de la ciudadanía que usted pretende representar en el Congreso?

“La principal demanda de la gente es una educación de calidad. Si tu vas al campo y ves a la mamá que se sacrifica, ¿qué es lo que espera esa señora temporera? El marido que trabaja de obrero campesino, ¿cuál es su principal aspiración? Entregarle educación a su hijo. El asunto de salud en la tercera edad también es importante, cómo es posible que el Hospital de Santa Cruz, con la infraestructura que tenemos, no tenga las especialidades que pudiera tener, un hospital nuevo y que ocurran casos como una niña quemada. La inmigración es otro tema, porque no es posible que los haitianos tengas tratos inhumanos. Otro tema es el turismo que no se potencia.”