COMPARTIR

La Brigada de Investigación Criminal de la PDI de Santa Cruz, incautó más de
4 mil cajetillas de cigarillos sin certificación y por tanto, fuera de los
índices de calidad establecidos por el Ministerio de Salud, tras indagar a un comerciante de esa ciudad.

Los detectives, que detectaron este delito, comenzaron a seguir la pista de quien surtía a este comerciante, que concretaba el ilícito en un local de abarrotes del sector oriente, logrando establecer la identidad y modus
operandi de un distribuidor que operaba desde una bodega establecida en la comuna de San Fernando, y que surtía a distintos locales minoristas de la
Provincia de Colchagua.

El análisis de la información y la experiencia de los investigadores,
permitieron detener al proveedor de este producto dañino para la salud, sacando de circulación mercadería ilícita avaluada en más de 8 millones de
pesos.

Estos cigarrillos son especies que ingresan al país sin cumplir con los permisos exigidos por la ley, y que por lo mismo, se comercializan de manera
clandestina, poniendo en riesgo la salud de los consumidores, infringiendo la Ley de Aduanas y cometiendo ilícitos tributarios.

Los cigarrillos, fueron retirados de circulación por los detectives para ser entregados al Servicio de Aduanas.