COMPARTIR

Más de 30 personas llegaron este domingo en la mañana al gimnasio Tiger de Santa Cruz para presenciar la visita estelar de la doble campeona mundial de boxeo, la chilena Carolina “Crespita” Rodríguez, donde instruyó en una clase que duró cerca de dos horas a los amantes del pugilismo en nuestra zona colchagüina.

Rodríguez, quien lleva dos años sin actividad, producto de su embarazo, volvió a lo que más le gusta y que mejor que en Santa Cruz para realizar una clase que dejó muy contentos a la treintena de personas que llegaron al recinto deportivo. “Volví, y el mismo cariño de siempre de la gente que cada vez tiene más ganas de aprender, cada vez más mujeres, lo cual me motiva muchísimo. La idea siempre ha sido que las actividades sean en regiones porque todo se centraliza, todo es Santiago y no es la idea, la idea es poder repartir esto a lo largo de Chile y poder acercar el box a las mujeres, a los niños, a la gente adulta, a todos en general”, comentó.

“Crespita”, quien llegó acompañada de la también boxeadora, la argentina Yésica Patricia Marcos, campeona mundial en 2011 de peso supergallo, expresó sentirse muy cómoda en la clase. “Me sentí muy cómoda, casi como en casa, como si fueran mis alumnos de toda la vida. Así que muy feliz, las ganas que todos le ponen es increíble y ojalá que siga creciendo y por qué no, en un futuro podamos hacer algún evento por acá”, agregó la campeona mundial de la WIBA en 2013.

También destacó el trabajo del encargado del gimnasio Tiger, Cristián Vilches. “ÉL es un siete, muy motivado, tiene esa chispa del amor por el deporte que muy pocos la tienen y eso se contagia y creo que por eso a veces logras el éxito, hacer bien las cosas porque cuando uno hace las cosas con pasión, todo se consigue con mayor facilidad”, expresó.

Vilches agradeció la visita de “Crespita” y agregó que “para mí es una emoción tremenda saber que contamos con una campeona mundial de la categoría gallo, esta vez dictándonos una clase de boxeo, aprendiendo directamente de ella, una persona  que tiene una trayectoria brillantísima y poder tenerla en el gimnasio es una experiencia inolvidable. Creo que para nosotros  es un precedente porque nos impulsa a seguir mejorando, nos impulsa a que de verdad podemos proyectarnos y pensar en grandes cosas y llevarlas a cabo”,  manifestó.

Cristián también destacó la recepción de la gente que llegó hasta el gimnasio para poder aprender de una campeona mundial. “La gente apoyó muy bien la actividad, con mucha energía y buena onda, muy motivadas a trabajar y yo creo que se fueron todos encantados, y esa fue la sensación que muchos coincidieron. Vino gente de Curicó, Santiago, Talca, porque dimensionaron la importancia de poder compartir con una campeona de este nivel. Creo que hemos conseguido al 100% el objetivo que habíamos planteado, que era precisamente acercar esta disciplina a la gente”, finalizó.

Es primera vez que Carolina “Crespita” Rodríguez realiza una clase en Santa Cruz, todo tras estar sin actividad durante dos años por su embarazo, que la llevó a perder la corona y con ello, la Federación Internacional de Boxeo la declaró en campeona mundial en receso, mientras decida volver al cuadrilátero, decisión que tomó y en los próximos meses estará de vuelta en su plenitud para recuperar el título mundial que perdió en 2015.