Inicio Deportes Deportes Santa Cruz en busca de dinero tras abstención de representante de...

Deportes Santa Cruz en busca de dinero tras abstención de representante de Claudio Bravo

Una verdadera crisis económica está viviendo Deportes Santa Cruz tras la decisión del máximo accionista, Cristián Ogalde, que preside el Grupo Conecta, de no querer invertir más en el club, por falta de apoyo, según le comunicó al directorio de la SADP en una reunión sostenida hace unos días.

Resulta que el club gastaba todo los meses entre 20 y 25 millones de pesos que eran proporcionados por Ogalde durante los últimos dos años y medio, desde que el holding comenzó la concesión y eso al empresario lo fue desgastando económicamente, ya que los ingresos estaban muy por debajo de la inversión, algo más de 7 millones de pesos de entrada. Pese a esta situación el club no tiene deudas y los finiquitos de algunos jugadores ya se han cancelado.

Pero la preocupación se apoderó aún más de los hinchas, cuando se enteraron que el representante de Claudio Bravo acaba de comprar el 70% de las acciones de Deportes Magallanes, equipo de Primera B y que según las aspiraciones del cuadro unionista de ascender a esa categoría, el empresario tendría acciones en dos clubes de la misma división, situación que no permite la ANFP y eso intensificaría las ganas de dejar de invertir en el club.

Todo este panorama removió el piso del Club de Deportes Santa Cruz Social y Deportivo, cuyo presidente es Óscar Guerrero y comenzaron las reuniones para comenzar a buscar recursos que sostengan el presupuesto mínimo que exige el máximo organismo del fútbol chileno. Con la no disposición de invertir de Cristián Ogalde, quien posee cerca del 70% de las acciones, rápidamente se inició una campaña para reunir fondos que permitan pagar una garantía de 30 millones de pesos para participar en la Segunda División y completar el presupuesto que se piensa será reducido hasta llegar a los 12 o 13 millones de pesos mensuales, según consignaron integrantes del directorio. Ni el traspaso de Marcelo Allende al Necaxa de México puede ayudar en el financiamiento, ya que por derechos de federación, el club solo se quedó con el 5% de la transacción, algo de 30 millones de pesos que ya fueron gastados. El restante porcentaje quedó en manos del representante del jugador, quien es el mismo Cristián Ogalde.

Cabe destacar que los 30 millones podrían no pagarse, ya que por la falta de clubes en esta división para la temporada 2018, la ANFP integraría a clubes por invitación y uno por licitación, lo que liberaría de este pago a Santa Cruz y todos los clubes de la categoría.

Yamil Ethit, parte del directorio de la SADP, elegido por los accionistas minoritarios, expresó que ya se están realizando contactos con empresas locales, ya que desde el club indican que cerca de 4 millones de pesos mensuales separan a Deportes Santa Cruz de participar en la Segunda División del fútbol chileno, que estaría programado para comenzar en marzo, y es aquí donde los dirigentes e hinchas, amantes de la institución, que han estado desde hace mucho tiempo colaborando en el club, pretenden realizar una campaña de incentivo a la gente para que puedan ser socios y así llegar a la meta económica mensual, si no, el conjunto de la franja carmenere será desafiliado de la ANFP y perderá la categoría.