COMPARTIR
Fotografía: Cortesía de "El Tipógrafo".

El Intendente de la Región de O’Higgins, Pablo Silva, junto a la Consejera Regional Cecilia Villalobos, participó en la reunión del Consejo de Administración de la Entidad Binacional Túnel Las Leñas que se realizó en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

En la cita se aprobó el estudio geológico superficial y el estudio conceptual del túnel de base donde se incluye los lineamientos medioambientales. Asimismo, se dieron a conocer las gestiones realizadas ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que financiará los estudios de tránsito, la rentabilidad económico – social y el modelo de negocios.

En ese contexto la primera autoridad regional explicó que, “en la comisión se aprobaron los términos de referencia del primer estudio geológico, conceptual y medio ambiental que va a ser propuesto para el financiamiento del Gobierno Regional. Esperamos que el Consejo Regional (CORE) pueda financiar este proyecto que es tan importante para el desarrollo de la región y del país”.

El Intendente agregó que “una vez licitados los estudios de prefactibilidad, los próximos pasos a seguir, es ponerse de acuerdo entre los dos gobiernos para el financiamiento de la obra. Este es un proyecto que no tiene retorno y en eso coincidimos con el gobierno argentino, encabezado por el Presidente Macri”.

Créditos: Intendencia Región de O’Higgins.

“Sabemos que es una iniciativa de dos países, es un proyecto de Estado que no tiene que ver con los gobiernos de turno, por lo beneficioso que es para todo el país y especialmente para el desarrollo de nuestra región”, agregó.

De esta forma Pablo Silva, adelantó que “una vez nombradas las autoridades regionales por parte del Presidente Piñera esperamos poder entregar todos los antecedentes para que ellos puedan seguir impulsando este proyecto, tanto nosotros, como el MOP, para que podamos seguir avanzando como región en este proyecto tan emblemático para el desarrollo de O’Higgins”, cerró.

El paso fronterizo que lleva años esperando su ejecución y que su inauguración se estima para el año 2030, contempla la construcción de un corredor que unirá las ciudades de San Rafael por el lado argentino y Rancagua por el lado chileno, a través de la construcción de un tramo de 13 kilómetros de vía en el lado de  nuestro país y unos 60 kilómetros en el lado trasandino. Además, se considera crear un túnel que cruzará la Cordillera de los Andes, de 13 kilómetros de largo, a una altura de aproximadamente 2.050 metros sobre el nivel del mar.