Foto: PDI O'Higgins

La Brigada de Homicidios (BH) de la PDI de Rancagua, efectuó las primeras diligencias investigativas en la comuna de Rancagua, donde un arriero del sector encontró en forma fortuita los restos óseos tras sufrir una caída del caballo.

El hecho ocurrió en la tarde de ayer, en los faldeos de un cerro ubicado en el sector de Chancón, en la comuna de Rancagua, lugar donde un grupo de arrieros estaban ubicando a sus animales, instante que uno de ellos sufrió una caída desde su caballo por una de las quebradas del sector, percatándose de la presencia de restos óseos en una planicie, dando cuenta a las autoridades del sector.

El fiscal de turno instruyó a la brigada especializada de la PDI para que efectuara las primeras diligencias investigativas, quienes acompañados de peritos del Laboratorio de Criminalística Regional Rancagua (LACRIM), efectuaron el trabajo científico técnico en el lugar, estableciendo que se trataban de restos óseos humanos con escasa presencia de tejidos blandos momificados, sin observar lesiones de terceras personas, con una data de muerte de tres a cuatro meses.

En el lugar, fue hallada una billetera con la identificación de un hombre de 61 años, quien no presentaba denuncia por presunta desgracia por parte de familiares, siendo visto por última vez con vida en el mes de enero del presente año.
Los detectives siguen efectuando diligencias tendientes a establecer la identidad del cadáver y establecer que corresponda a los documentos hallados en el lugar.