La Comisión de Libertad Condicional de la Corte de Apelaciones de Rancagua en su primera sesión del año concedió la libertad condicional a 118 reos de la región de O’Higgins, de las 208 solicitudes revisadas, según informaron fuentes oficiales del Poder Judicial.

Del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Santa Cruz serán 18 internos los que accederán a este beneficio, de Rancagua 88, Peumo 4 y Rengo 8. Al respecto, el ministro Elgueta –quien presidió la comisión– señaló que “lo primero es que en años anteriores el número de solicitudes era mayor, y ahora como se ha uniformado la jurisprudencia de la Corte Suprema para conceder el beneficio de la libertad condicional se debe estar a los requisitos señalados en el reglamento de la ley de libertad condicional, esto es, haber cumplido la mitad de la condena o dos tercios, dependiendo el delito, haber observado conducta intachable, haber aprendido un oficio o haberse desempeñado en talleres y asistir a la escuela del penal o conferencias educativas; no siendo exigibles otros requisitos más allá de lo señalado como por ejemplo: aquellos de carácter subjetivo como el informe favorable o desfavorable basado en la personalidad del condenado”.

Los informes de libertad condicional se han remitido a Gendarmería, institución que completará el egreso de los internos que accedieron a este derecho.