Foto: Cortesía Santa Cruz Telecanal

A la misma hora de este sábado en la mañana, que se realizaban los funerales de Paula Arenas en la parroquia de Santa Cruz, quien luchó por su vida casi cinco días, se realizaba la reformalización del autor del atropello que terminó con la muerte de la joven estudiante de derecho.

En la instancia, el tribunal determinó que el joven de 25 años quedara en prisión preventiva mientras dure la investigación del caso, que se fijó en 120 días. Distinto a lo que había ocurrido en la primera formalización, donde el imputado quedó con medidas cautelares y arresto domiciliario, hecho que cambó claramente con el fallecimiento de Paula este jueves.

“Logramos ejecutar varias diligencias, especialmente con las declaraciones de la mayoría de los afectados y testigos que estuvieron en el lugar de los hechos. Desde esa perspectiva agregamos un delito adicional porque apareció prueba que el conductor omite dar aviso a la autoridad”, explica la fiscal que lleva el caso.

La funcionaria pública agrega que según la Ley Emilia, “la pena se va a concretar conforme a la definición de todos los antecedentes de la diligencia, pero en este estado procesal, lo que arriesga el imputado es una pena de 10 años”.

Gabriel Henríquez, abogado defensor, respondió que “Disentimos de la resolución del tribunal de la instancia, en cuanto a que la necesidad de cautela sea un peligro para la sociedad. Recurriremos a las instancias superiores para hacer nuestros planteamientos”.

Manuel Andrés Arenas, hermano de Paula, detalló que “no nos había gustado el primer fallo, donde él (imputado) quedó en libertad, pero la verdad que queremos que se haga justicia y en ese sentido estamos muy conformes con lo que dictaminó el juez”, cerró.