Lo anterior ante corte masivo de electricidad que la noche del martes 1 de mayo afectó a Rancagua, Machalí, Graneros, Olivar, Requínoa, Mostazal, entre otras comunas de la zona norte del Cachapoal.

El Intendente de la región de O’Higgins, Juan Manuel Masferrer exigió un nuevo protocolo de emergencia a CGE. Lo anterior ante la situación vivida la noche del martes 1 de mayo, en el que más de 80 mil personas vieron interrumpida su sistema de electricidad, ante un incendio que afectó a la subestación Rancagua.

Tras la reunión en la que el Intendente citó a la plana mayor de la empresa, Juan Masferrer señaló “ayer hubo una importante falla eléctrica a nivel regional y por eso hoy pedimos esta reunión para revisar como funcionaron los protocolos. Hicimos nuevas solicitudes al respecto, entre eso en como la compañía informa a la comunidad y ellos se comprometieron a presentar una propuesta”.

El Intendente Masferrer agregó que espera que esto se materialice a la brevedad posible. “Entendemos que una situación como esta, se puede volver a repetir. Esperamos que no pase, pero esta reunión que hoy pedimos va precisamente en ese sentido, en prepararnos mejor, en enfrentar mejor una situación como esta, y en mejorar los canales de comunicación para con la comunidad”, enfatizó.

La máxima autoridad de la región, quien, junto al alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, concurrieron rápidamente al lugar del siniestro, monitoreó en forma personal todo el trabajo realizado durante el siniestro. “Creemos que hay que destacar la rapidez para solucionar el problema. En un plazo de dos horas se restableció gran parte de los 80 mil hogares sin electricidad, pero a la vez, estamos convencidos que hay que mejorar algunas cosas, ante futuras eventualidades y una de esa es la forma en que la compañía informa sobre las emergencias”, explicó el Intendente Masferrer.

El Intendente agregó que por instrucciones del Gobierno Regional y del Ministerio del Interior, la Super Intendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, solicitó una investigación. “Pedimos que revisen todo y ellos tendrán que definir si hay o no responsables, y si los hay, habrá sanciones que son las establecidas en la ley”, manifestó.

Por su parte, Matías Hepp, Gerente Regional de CGE, señaló que “estamos muy satisfechos por el tiempo de recuperación, pues a pesar de lo grande del corte, logramos en poco tiempo reestablecer la normalidad, sin embargo, identificamos mejoras por hacer y creemos que es una oportunidad importante para detectarlas y trabajaremos para mejorar los protocolos, tal como nos ha pedido el Intendente”.

El ejecutivo de la compañía sentenció que “este es un trabajo continuo que esperamos realizar con las autoridades y que está sujeto constantemente a mejoras. Cuando existen incidentes de estas magnitudes la empresa se aboca 100 por ciento en la reposición y sin duda tenemos que mejorar cosas en la comunicación que vamos a realizar”.

Cabe señalar que tras el incidente de la noche del martes se han producido algunos cortes programados, que se han realizado con el fin de mejorar el sistema.

En la reunión realizada en la Intendencia regional participaron además del Intendente Juan Manuel Masferrer y la plana mayor de CGE, el alcalde de Machalí José Miguel Urrutia y Raimundo Agliatti, Secplac del municipio de Rancagua.