El Seremi de Agricultura, Joaquín Arriagada.

El debate sigue vivo por la reforma al Código de Aguas que se encuentra en discusión en la Comisión de Agricultura del Senado, y con la llegada del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, el Seremi de Agricultura de la región de O’Higgins, Joaquín Arriagada, ha manifestado algunos puntos importantes que marcarán la posición del Gobierno. La autoridad regional entiende que “el agua es un bien nacional de uso público y que la prioridad la tiene el consumo humano”. Agrega que “nosotros en el gobierno reconocemos que es un elemento estratégico para el desarrollo económico y productivo. En ese sentido precarizar los derechos de agua solo provoca incertidumbre y por tanto estamos comprometidos en dar certeza a nuestros agricultores que su agua va a seguir siendo suya”.

Esta reforma ingresó para trámite legislativo a fines de 2014 con la anterior administración de Michelle Bachelet y se ha debatido hasta la fecha. Tras la llegada del nuevo gobierno de Sebastián Piñera, se decidió preparar una indicación sustitutiva a la reforma donde se apunta a dar “certeza jurídica” a los actuales propietarios de Derechos de Aguas.

En esa materia el Seremi Arriagada indica que “los agricultores usamos el agua para transformarla en alimentos, por lo tanto no podemos especular. Aquí hay un tema técnico y sentimos que el proyecto presentado por la anterior administración era más bien con tintes ideológicos. No puede ser peor el remedio que la enfermedad”, detalló.

Asimismo explica que “los agricultores de nuestra región pueden estar tranquilos, ya que vamos a trabajar para darles todas las condiciones para desarrollar sus actividades e inversiones y esto para asegurar que su agua siga siendo suya”.

Graciela Correa, Gerente de la Fundación Junta de Vigilancia del Estero de Chimbarongo, entidad encargada de administrar y distribuir las aguas en aquellas zonas, comentó que “estamos de acuerdo en que la reforma es perfectible y el ministro ha declarado que se harán indicaciones que serán consensuadas con los sectores”. En la región “hemos visto un Seremi muy activo y abordando los temas con apertura y muchas ganas. Comprende que tenemos conocimiento y ganas de aportar. Esperamos colaborar en las definiciones regionales y en las priorizaciones de la región, para tener seguridad de disponibilidad de agua y trabajar en conjunto en la búsqueda de soluciones tanto en infraestructura como gestión”.