Alumnos del Liceo Berta Zamorano de Coltauco y del Liceo Politécnico de Santa Cruz participaron en la prueba piloto.

 

Una dulce sorpresa tuvieron los alumnos del Liceo Berta Zamorano Lizana de Coltauco y del Liceo Politécnico de Santa Cruz, cuando hace unos días, junto a sus raciones habituales de almuerzo de la Junaeb recibieron un sachet de miel de 18 gramos. La propuesta fue que agregaran ese natural producto a la fruta y que después respondieran si les había gustado.

Otro grupo de estudiantes recibió flan con miel o fruta picada ya con la miel adicionada. Esta especie de prueba piloto se realizó en el marco del convenio JUNAEB–INDAP, con el objetivo de evaluar la adición de miel en los postres de las raciones, a fin de promover una alimentación saludable.

En la actividad estuvo presente personal de la empresa Distal, proveedora de las raciones; además de un equipo de Agroasestec, consultora que provee asesoría especializada y que ha apoyado el desarrollo del convenio entre JUNAEB e INDAP. También asistió el encargado de alimentación de la JUNAEB, Rodrigo Olea Olguín.

El propósito de esta prueba es saber si la adición de miel es del gusto y es aceptada por los estudiantes. Si el resultado es positivo, se buscará incorporar a empresarios del perfil de INDAP del Minagri, como proveedores de productos para la elaboración de raciones que se entregan en establecimientos educacionales de la región de O´Higgins.

El seremi de agicultura, Joaquín Arriagada, señaló que preliminarmente se apreció una buena valoración por parte de los alumnos, así es que es muy probable que próximamente la miel producida en la zona será parte de la dieta de niños y jóvenes que reciben almuerzo de Junaeb.