Gracias a la gestión realizada por la Municipalidad de Rancagua se inmortalizarán a dos grandes exponentes de la música popular en el día del natalicio número 90 del artista rancagüino Lucho Gatica.

Hoy 11 de Agosto a las 19:30 horas la Ilustre Municipalidad de Rancagua y el Teatro Regional de Rancagua celebran el natalicio número 90 del destacado artista Lucho Gatica con la inauguración de las escultura: “Los hermanos Gatica”.

El alcalde de Rancagua, Eduardo Soto, asumió el compromiso para concretar la esperada escultura que hoy embellecerá la ciudad y que se ubica a las afueras del Teatro Regional de Rancagua. “Rancagua y la Municipalidad vienen a saldar una deuda histórica con dos figuras consagradas de la música chilena, que con su trayectoria, calidad, popularidad y fama alcanzada durante muchas décadas y en diferentes latitudes, no tenían en la ciudad un espacio donde se les recordara como corresponde” señaló el Alcalde Soto.

El proceso se inició en el 2015 con los escultores Sergio (Cheko) Urbina y Fernanda Cerda, quienes tuvieron la gran misión de dar vida a las figuras realistas. En una reunión, junto con la presencia del Alcalde Eduardo Soto, el concejal Arturo Jara, el artista René Valdés, “Turín” Gatica y Yolanda Gatica, hermana de los artistas destacados, se comenzaron a gestar las ideas de cómo se plasmaría la escultura. Al revisar las maquetas, Turín Gatica, no dudó en afirmar que quien estaba representado era su padre Arturo Gatica, reafirmado por su hermana “Yolita”, quienes emocionados asentaron que la obra era fiel reflejo del carisma de los Gatica.

Para el destacado artista plástico “Cheko” Urbina, en palabras de su viuda Ximena Herane, “fue un tremendo orgullo haber sido elegido en tan importante misión, él (Urbina) vibró con cada detalle y tomó la responsabilidad de representar a los hermanos en la escultura, la que se transformaría en su última gran obra antes de fallecer, dejando este gran legado para la ciudad”, afirma.

Una vez elaborado el molde de la obra, se procedió a realizar la fundición en bronce bajo la técnica de cera perdida a escala natural de cuerpo entero y de pie por el artista Grimber Mordoj del Estudio de Arte La Obra.

La altura de la obra es de 2,2 metros y tiene un peso alrededor de 300 kg. La icónica escultura podrá ser visitada de forma gratuita por todo el público en el Teatro Regional de Rancagua, ubicado en Millán 342.