El Proyecto de Ley enviado por el Gobierno busca mejorar y transparentar el sistema de notarios y conservadores para que los ciudadanos tengan más acceso, paguen menos y obtengan un mejor servicio con Notarías Más Simples.

Este proyecto es una reforma estructural a las Notarías, para modernizar su sistema de funcionamiento, introduciendo 3 elementos que se necesitan con urgencia para dar un servicio eficiente y digno a las personas: tecnología, transparencia y competencia.

 

Al respecto la seremi de Gobierno Milena Acevedo destacó esta iniciativa, resaltando el impacto que tendrá en las personas que continuamente deben acudir a realizar trámites: “Para el Gobierno es de vital importancia entregar una mejor calidad de vida a todos los chilenos y esta nuevo proyecto de ley busca simplificar trámites que muchas veces se tornaban muy engorrosos y costosos. Más rápido, más transparente y más moderno; menos tiempo en la Notaría, más tiempo con la familia, eso es lo que se busca con este proyecto de Ley”, señaló, agregando que la reforma busca terminar con trámites  innecesarios, como los certificados de supervivencia o soltería.

Entre las principales medidas destacan: se crea la figura de los “Fedatarios”, ministros de fe que estarán en todo el país y que autorizarán algunos de los trámites más habituales y simples de las notarías, como los finiquitos, cartas de renuncia, salvoconductos para el cambio de domicilio, firmas para la suscripción de contratos de arrendamiento, poderes simples y protesto de letras.

Se elimina una parte de los 205 trámites que por Ley deben hacer las Notarías y se faculta al Registro Civil para certificar los hechos que aparezcan en sus registros, como el estado civil y la supervivencia.

Además, se establecerán criterios objetivos para crear nuevas notarias, centrados en las necesidades económicas, territoriales y de desconcentración de cada zona y se pondrá como límite de edad para ejercer los cargos de Notarios, Conservadores y Archiveros,  los 75 años o hasta cumplir 21 años sirviendo el mismo cargo.

La implementación de sistemas tecnológicos al sistema notarial es otra fase fundamental de este proyecto, con el objetivo de facilitar la realización de trámites de forma remota, consultar información en línea, suscribir documentos a través de firma electrónica, eliminar los libros y registros de soporte papel.

Otro de los grandes objetivos de esta iniciativa es disminuir los niveles de discrecionalidad en el nombramiento de Notarios, Conservadores y Archiveros, y asegurar procesos de selección objetivos y basados en el mérito. Para esto se creará el Consejo Resolutivo de Nombramiento de Auxiliares de la Administración de Justicia.