Inicio Salud y medioambiente 1 de cada 10 chilenos padece diabetes

1 de cada 10 chilenos padece diabetes

Enfermedad relacionada con la mala alimentación, el sobrepeso y obesidad.

La Diabetes es una enfermedad crónica no transmisible (ECNT), que se caracteriza por una elevada concentración de glucosa en la sangre, o hiperglicemia. Esto debido a alteraciones en la secreción o la acción de la hormona insulina.

Existen dos tipos, la 1 es un trastorno autoinmune, en que hay destrucción de las células del páncreas encargadas de producir la hormona insulina, y está presente más comúnmente en niños, adolescentes y adultos jóvenes. La tipo 2 tiene relación con los hábitos de vida, la presencia de obesidad, malas decisiones alimenticias y sedentarismo.  En este tipo hay una reducción progresiva de la secreción de la hormona insulina.

Normalmente era una enfermedad que se presentaba en adultos, lo que está cambiando actualmente debido a la alta prevalencia de malnutrición por exceso, por lo que ahora podemos encontrar niños y adolescentes con éste diagnóstico.

El tratamiento para diabetes tiene dos ramas fundamentales, la farmacológica (fármacos e inyecciones de insulina) y la rama de alimentación, siendo necesario seguir el tratamiento según las indicaciones del equipo de salud.

En la diabetes tipo 1 es necesario el uso de insulina, en tanto la tipo 2 normalmente se comienza el tratamiento con medicamentos, aunque puede llegar muchas veces al punto de la necesidad de inyecciones de insulina.

Francisca Toledo, vocera del Colegio de Nutricionistas, manifestó que “en este tipo de patología es gravitante el factor nutricional, ya que diabetes es una enfermedad en la que hay una hiperglicemia permanente, la glicemia depende principalmente de los alimentos que consumimos”.

Y agregó, “es aquí donde hay que hacer gran hincapié en la educación alimentario nutricional, que los pacientes puedan entender la importancia de la elección de alimentos, las porciones, horarios”.

El tratamiento para la enfermedad debe ser un complemento entre la parte farmacológica y alimentario-nutricional. Se debe evitar principalmente el consumo de carbohidratos simples (azúcar), alimentos procesados y por supuesto aumentar el consumo de fibra. No todo es el tipo de alimentos, sino que también las cantidades que deben ser acorde a las necesidades de cada persona.

Los factores principales de la aparición de diabetes tienen relación con los hábitos de vida en general, cómo son la mala alimentación, el sobrepeso y obesidad, la falta de actividad física, consumo de tabaco, etc. También afectan en cierto grado los antecedentes familiares de la enfermedad.

En Chile tenemos un 12,3% de prevalencia de obesidad, según los resultados de la última Encuesta Nacional de Salud 2016-2017. Esto se traduce en más de 1.700.000 de los mayores de 15 años. Según el Informe de Panorama de Salud 2017 de la OCDE, somos el sexto país con mayor prevalencia de Diabetes (datos de 2015).

La estadísticas muestran que entre un 90-95% de los casos de diabetes son de tipo 2, número que se relacionan con el alto nivel de malnutrición por exceso (74,2%). La Federación Internacional de Diabetes indica que 1 cada 2 personas con Diabetes no lo saben, por lo que ese 12,3% puede llegar a ser realmente el doble.

Cuando un miembro de nuestra familia es diagnosticado con Diabetes, afecta a todos. Todo problema de salud conlleva una carga emocional, y muchas veces también, una económica.Es fundamental la ayuda de la familia y de toda la red de apoyo, desde formar parte de la educación, tener claro los medicamentos, horarios y alimentación de deben seguir.

La alimentación tiene un gran factor emocional, por lo que si vamos a comer junto a una persona con diabetes debemos ser empáticos. Si la diabetes está descompensada y aparecen las complicaciones, a la vista, regeneración de heridas, daño renal, etc. Es necesario que la familia conozca las formas para poder ayudar al cuidado.