Inicio Agricultura Programa Mujeres Rurales formó a nuevas emprendedoras en Cachapoal

Programa Mujeres Rurales formó a nuevas emprendedoras en Cachapoal

En estos últimos tres años, no solo han aprendido a tejer a telar y elaborar deliciosas mermeladas, sino que también aprendieron a soñar, a creer en sus capacidades y a luchar por sus proyectos. Así lo destacó María Isabel Frías, presidenta de la agrupación Manos Textileras de Corcolén, al entregar su testimonio en la ceremonia de egreso de su grupo y de “Dulzuras de Rapel” del programa Mujeres Rurales convenio Indap-Prodemu. “Empezamos a valorarnos como mujeres, a creer en nosotras. Somos 7 mujeres que vamos a seguir luchando y ahora, además de la artesanía en lana de oveja, queremos emprender el turismo rural”, señaló María Isabel, muy segura y orgullosa del camino recorrido.

El acto de certificación y egreso se efectuó recientemente en el salón municipal de Malloa, contando con la presencia del alcalde de esa comuna, Arturo Campos; el alcalde subrogante de Las Cabras, Humberto Miranda, el director regional de Indap O’Higgins, Juan García; la coordinadora campesina área Cachapoal de Prodemu, Paola Bejar, y otras autoridades. Además de las integrantes de las agrupaciones que egresaron, asistieron mujeres rurales de otros grupos, beneficiarias de este programa que se realiza gracias a un convenio entre Indap del Ministerio de Agricultura y la fundación Prodemu.

En la ceremonia, el alcalde de Malloa, Arturo Campos, resaltó que “somos una comuna agrícola y estamos luchando por dos polos de desarrollo: la agricultura y el turismo”.

La directora regional de Prodemu, Nessy Moratelli, no pudo asistir, pero a través de un video entregó su saludo y felicitaciones a las integrantes de las dos agrupaciones que egresaron del programa Mujeres Rurales.

También intervino Celia González Sandoval, integrante de Las Granjeras de Las Pataguas de Rengo y presidenta del comité de directivas del módulo Cachapoal. Indicó que está en el primer año del programa, en lo que es una “experiencia maravillosa”. Agregó que esta iniciativa “nos permite crecer desde el corazón y la mente. Porque las mujeres campesinas ponemos todo el corazón en lo que hacemos y porque hemos cambiado nuestra forma de pensar, pero para mejor, gracias a la formación que nos entregan. Las compañeras que egresan deben reconocer que han aprendido y emprendido. Nos sentimos valiosas e importantes porque lo hemos logrado y agradecemos el apoyo que nos entrega el programa Mujeres Rurales, porque nos permite sacar a la luz las grandiosas mujeres campesinas que somos”.

El director regional de Indap O’Higgins, Juan García González, expresó sus felicitaciones a las integrantes de las dos agrupaciones “por el esfuerzo que han realizado y por lo que han logrado”. Instó a las integrantes de los grupos a seguir unidas y a fortalecer su asociatividad, lo que les permitirá consolidar sus emprendimientos y tener mejor acceso a los mercados. Subrayó que el “mandato del gobierno del Presidente Piñera es fortalecer la agricultura familiar campesina, apoyar a las mujeres rurales y potenciar el desarrollo del turismo rural”, entre otros objetivos.

Finalmente, en representación de las integrantes de las agrupaciones que recibieron sus certificados de egreso del programa habló María Isabel Frías, presidenta de “Manos Textileras de Corcolén”. Entregó su testimonio de lo que significó para las 7 integrantes del grupo el programa Mujeres Rurales y lo que aprendieron en estos tres años. Anunció que ahora se llamarán Manos Textileras de Malloa y que además de la artesanía en lana buscarán concretar ese nuevo sueño, el de emprender en el turismo rural.

Programa Mujeres Rurales

El programa Mujeres Rurales acompaña a las integrantes de las agrupaciones por un periodo de tres años, en los cuales les entrega las herramientas de capacitación en el ámbito personal y técnico. Así, no solo adquieren conocimientos y habilidades técnicas para iniciar una actividad productiva, sino que también para potenciar su formación y crecimiento personal.

Es decir, este programa apuesta por una estrategia de intervención de carácter integral, con una inversión en capital humano, social y productivo; lo que sumado a un trabajo cercano con las mujeres ha permitido visibilizar sus necesidades y favorecer su empoderamiento.