Inicio Educación Piñera insiste con proyecto «Admisión Justa» pese a rechazo de expertos

Piñera insiste con proyecto «Admisión Justa» pese a rechazo de expertos

«Este proyecto es un retroceso y ayuda a segregar más el país», asegura la Directora Ejecutiva de Educación 2020.

Malestar en la oposición e instituciones expertas en temas de educación ha generado el proyecto de «Admisión Justa» que presentó el Gobierno de Sebastián Piñera. La idea busca modificar aspectos del actual Sistema de Admisión Escolar, aprobado por el Congreso en el Gobierno de Michelle Bachelet.

El aspecto más conflictivo es que los liceos emblemáticos o de alta exigencia académica podrían volver a seleccionar a sus estudiantes, hasta el 100% de la matrícula. Además, estarán facultados a realizar entrevistas a los padres, algo que había quedado prohibido en la Ley de Inclusión. Pero no solo eso, el resto de los colegios podrá seleccionar el 30% de sus estudiantes, «según criterios acordes a su proyecto educativo».

Según el Presidente Piñera y la ministra de Educación, Marcela Cubillos, este proyecto «busca valorar el mérito y esfuerzo», recalcaldo que los niños que más se esfuerzan deben tener otro «premio».

Sin embargo, esto ha generado un fuerte rechazo desde la oposición y desde instituciones expertas en temas de educación. Por ejemplo, desde Educación 2020 han sido enfáticos en asegurar que este proyecto es un retroceso, y que el actual sistema ha permitido que el 80% de los estudiantes haya quedado seleccionado en un colegio de su preferencia.

Primero, aseguran que con esta idea finalmente habrán 2 sistemas de selección paralelos, para dos tipos de estudiantes. Además, recalcan que «Como país debemos ser más responsables y fundamentar los cambios en evidencia: ¿se justifica una reforma pensando en el caso a caso y no en el más de 80% de estudiantes que hoy quedan admitidos en el colegio de su preferencia? Los anuncios respecto de reponer porcentajes de selección por rendimiento, discrecionalidad de las escuelas y vulnerabilidad representan un serio retroceso en términos de inclusión».

La organización agrega además que «Volver a la selección académica es renunciar a una verdadera educación de calidad y a la construcción de un país más justo, pues la evidencia muestra que esta medida no se traduce en mejor educación y además aumenta la segregación, en la que ya somos uno de los países más destacados en el mundo».

Por su parte, la Directora Ejecutiva de 2020, Alejandra Arratia fue enfática en decir que «incorporar el desempeño de los niños, que limite sus posibilidades para el futuro, es inequitativo. Si a los niños les va mal, es que los adultos están haciendo algo mal», agregando que «la educación no es un premio, es un derecho».

Cabe mencionar que el Gobierno quiere cambiar un sistema que solo lleva dos años (se fue implementando de a poco, comenzando por la región de Magallanes), y que en la Región Metropolitana todavía no entra en vigencia. Ese punto es importante para varios expertos, porque las políticas públicas deben ser a largo plazo, lo que el Gobierno no está permitiendo.