Inicio País Corte autoriza transfusión de sangre para un bebé tras negativa de los...

Corte autoriza transfusión de sangre para un bebé tras negativa de los padres

La Corte de Apelaciones de Santiago acogió este martes un recurso de protección y autorizó al Complejo Hospitalario San José, de la región Metropolitana, para que realice todos los tratamientos necesarios, incluidas transfusiones de sangre, para preservar la vida y salud de un lactante.

Esto, luego de que la madre y el padre del bebé se opusieran al procedimiento por motivos religiosos, al ser ambos Testigos de Jehová.

La Séptima Sala del Tribunal de alzada acogió la acción cautelar presentada por el centro de salud debido a la negativa de los padres a autorizar las transfusiones que requiere el menor que nació con problemas respiratorios, anemia y derrame cerebral serio. 

En fallo unánime se estableció que “la primera garantía constitucional, por medio de la cual se asegura la vida y la integridad física y psíquica de las personas, es prácticamente de carácter absoluto”. 

Además, se agrega que “la representación legal que los padres tienen respecto de su hijo recién nacido y en riesgo vital, por sufrir la patología descrita por la médico tratante de un derrame cerebral complejo que genera un cuadro de anemia aguda que requiere de transfusión sanguínea para poder salvarle la vida, no les permite optar por una terapia que permita la recuperación del menor y excluir otra por las razones que sea”. 

En la misma línea se plantea que “si bien lo padres puedan haber tomado la decisión recurrida pensando en el interés superior de su hijo, nada puede ser más contrario a ello que adoptar una postura que pueda redundar exactamente en todo lo apuesto a ello, esto es, en la muerte”. 

Asimismo, se argumenta que la libertad de culto no es mayor a la obligación de proteger a alguien que “carece de la posibilidad de valerse por si mismo”. 

Por último, se concluye que el centro hospitalario “ha hecho cumplir el deber de respetar, promover y proteger los derechos esenciales que emanan de la naturaleza humana, en atención a la principal obligación que le pesa como institución dedicada a mejorar la salud de sus pacientes”.