Inicio Policía y tribunales Corte de Rancagua ordena internación de adolescente en centro psiquiátrico

Corte de Rancagua ordena internación de adolescente en centro psiquiátrico

Acogido el recurso de protección que ordena la internación del menor.

Corte de Apelaciones

La Corte de Apelaciones de Rancagua acogió recurso de protección y ordenó a
las directoras regionales del Sename de O’Higgins y el Maule adoptar las
medidas correspondientes y coordinar con el Servicio de Salud o el
Ministerio del ramo, la internación de adolescente en centro psiquiátrico.

En fallo unánime (causa rol 7115-2019), la Tercera Sala del tribunal de
alzada -integrada por el ministro (s) Miguel Ángel Santibáñez, el fiscal
judicial Álvaro Martínez Alarcón y el abogado (i) Mario Barrientos Ossa- dio
un plazo no mayor de 20 días para ejecutar la acción constitucional de
protección.

«Que, si bien el presente recurso de protección se interpone en contra de la
medida cautelar adoptada por el Juzgado de Familia de Linares, en la causa
sobre cumplimiento de medida de protección RIT X-398-2018, que ordenó la
internación del adolescente en la Residencia Pequeño Cottolengo, de la
comuna de Rancagua, y en contra de los informes emitidos en dicha causa por
las directoras de SENAME de la Región del Maule y O’Higgins, lo cierto es
que lo resuelto por el Juzgado de Familia de Linares, se adoptó en base a la
información que le proporcionó precisamente el organismo recurrido SENAME,
en su calidad de asesor técnico, de manera que se rechazará la alegación de
este organismo, en cuanto que la acción constitucional debe ser rechazada
por haberse interpuesto en contra de una resolución judicial, por cuanto
como se explicará la normativa sustantiva pone en manos del Poder Ejecutivo
y no de particulares, la obligación de cuidado y protección de los Niños,
Niñas y Adolescentes (NNA)», sostiene el fallo.

La resolución agrega que «en efecto, el Servicio Nacional de Menores
(SENAME), como institución del Estado, tiene por responsabilidad, el
cuidado, protección e integración familiar y social de niñas, niños y/o
adolescentes, menores de 18 años, con altos índices de vulnerabilidad
física, psicológica y social. Dentro de su misión, se encuentra la de
liderar, promover y fortalecer un Sistema Nacional de Protección de los
Derechos de niños, niñas y adolescentes vulnerados y de responsabilización
de los infractores de ley, a través de programas integrales de atención que
permitan una oportuna restitución y reinserción social, con un enfoque
intersectorial, territorial y de calidad».

«(…) que, por su parte, el artículo 1° del DL 2465 sobre Ley orgánica del
servicio nacional de menores, establece expresamente que corresponderá
especialmente al SENAME diseñar y mantener una oferta de programas
especializados destinados a la atención de dichos niños, niñas y
adolescentes, así como estimular, orientar, supervisar y fiscalizar, técnica
y financieramente la labor que desarrollen las instituciones públicas o
privadas que tengan la calidad de colaboradores acreditados», añade.

«Que a su vez -continúa-, el informe del psicólogo clínico de la residencia
Pequeño Cottolengo, de fecha 30 de agosto de este año, da cuenta
precisamente de los graves inconvenientes que ha provocado la presencia del
adolescente en dicho centro, donde destaca diversas situaciones que a diario
ocurren al interior de la residencia y que denomina ‘episodios críticos’,
muchas atentatorias en contra de los otros residentes NNA (incluso
provocando lesiones producto de mordiscos o agresiones) y otras en contra de
las instalaciones de la obra».

Por tanto, concluye que: «SE ACOGE, sin costas, el recurso de protección
deducido por Pequeña Obra De La Divina Providencia «Pequeño Cottolengo de
Rancagua», sólo en cuanto se ordena a doña Ana Cecilia Retamal Ramos y
Jéssica Alejandra Ponce Martínez, ambas Directoras Regionales del Sename
Región del Maule y de O’Higgins respectivamente, para que en un plazo no
mayor a veinte días hábiles, adopten las medidas de protección en favor del
joven J.A.V.A., entidad que debe coordinar con el Servicio de Salud o bien
Ministerio de Salud la internación en un centro psiquiátrico apto para la
enfermedad que padece el adolescente».