Inicio Opinión Autoridades regionales lamentan la situación de violencia en la que perdió la...

Autoridades regionales lamentan la situación de violencia en la que perdió la vida Marianela Guzmán

El femicidio ocurrido la mañana de este sábado en Rapel de Navidad, comuna de Navidad, enluta nuevamente a la Región de O'Higgins.

Frente a este hecho de violencia, que además involucró la muerte del cónyuge, J.G. (52), en un posterior suicidio, Marcia Palma, Seremi de la Mujer y Equidad de Género lamentó el desenlace y la circunstancias en la que dos personas ayer perdieron la vida. “Por respeto a sus deudos y porque existe una investigación en curso, quiero señalar que nuestro compromiso como Gobierno, seguirá siendo trabajar en la erradicación de la violencia, lograr ese cambio cultural hacia una vida en que hombres y mujeres aprendamos a buscar caminos no violentos para resolver nuestros conflictos y diferencias”.

A través del Circuito Intersectorial de Femicidio, Francisca Becerra, directora regional de SernamEG O’Higgins, manifestó su sentir y brindar contención y apoyo psicosocial a los miembros de la familia que padecen el dolor de estas pérdidas. “Ninguna circunstancia permite ni justifica la violencia hacia las mujeres. Apelamos que en este tiempo de crisis, de cuarentena, centremos nuestras energías en superar como país esta pandemia y esperamos que no sean las mujeres ni la violencia de género, el costo humano de este proceso”.

Plan de Contingencia y FONO 1455

Según la experiencia Internacional y estudios encargados por el ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, en períodos de cuarentena las mujeres pueden verse expuestas a más situaciones de violencia. Por eso, durante los primeros días de marzo, la cartera liderada por la ministra (s) Carolina Cuevas lanzó un Plan de Contingencia para protegerlas, entre ellos un reforzamiento especial en los turnos del Fono Orientación 1455.

La seremi de la Mujer destaca que una de las herramientas más importantes es el Fono 1455. “El aumento de las llamadas en algunas regiones del país , es también un reflejo de esta necesidad de orientación y ayuda en este contexto en que estamos más tiempo en nuestras casas. Queremos que todas las mujeres conozcan el 1455 y sepan que estamos disponibles. Ustedes no están solas”. La autoridad destacó que en este plan de contingencia existe ya la coordinación con las instituciones policiales a cargo del cumplimiento de las cuarentenas o el toque de queda para que frente a cualquier situación de peligro que pueda estar viviendo una mujer, se ha aplicarán todo el criterio para este tipo de casos. “Por ejemplo, si una mujer sale de su casa en horarios con restricciones o sin el salvoconducto especial, se entenderá que ella está en una situación de emergencia y vulnerabilidad”.

En este sentido, la directora regional del SernemEG O’Higgins, Francisca Becerra agregó que el fono 1455 es un servicio de orientación, atendido por especialistas en violencia, que entrega ayuda a todas las mujeres que sufren o son testigos del maltrato físico y/o psicológico. “Es gratuito, atiende las 24 horas del día y funciona si una mujer no tiene saldo en su celular. La violencia no tiene cuarentena. Nuestro llamado es también a que las mujeres refuercen su red de apoyo con familiares y amigos”.

Continuidad en la atención

Finalmente, las autoridades señalaron que frente a la crisis sanitaria se tomaron todos los resguardos para garantizar la continuidad en la atención de mujeres que estaban en terapia previo al comienzo de la pandemia en Chile. Tanto las Casas de Acogida como los Centros de la Mujer están funcionando. “Nuestros dispositivos están atendiendo, la mayoría con turnos y de forma remota en otros. Se han reagendado algunas horas con los especialistas, cumpliendo con la continuidad de los tratamientos psicológicos y las atenciones legales, garantizando el acceso a la justicia. En otros casos de mayor gravedad, se sigue atendiendo de forma presencial tomando todos los resguardos necesarios, como uso de alcohol gel, mascarillas y distanciamiento social en la atención”, sostiene Francisca Becerra.