Inicio Negocios y turismo Analizan impacto del COVID-19 áreas estratégicas de la industria alimentaria.

Analizan impacto del COVID-19 áreas estratégicas de la industria alimentaria.

La pandemia de COVID-19 ha afectado las diferentes industrias en el mundo, cerrando muchos mercados, escuelas e instituciones para evitar la exposición y la transmisión del virus. Sin embargo, la producción alimentaria es una de las actividades que, no dejado de funcionar, las empresas han tenido que reforzar las prácticas de higiene y saneamiento de los alimentos para mantener activas e integras las cadenas de suministro para satisfacer las necesidades de la población, sin poner en riesgo la salud.

Comprender el impacto económico del coronavirus y el efecto en la cadena de suministro, los canales y los hábitos alimenticios de los consumidores, fue el objetivo de un nuevo webinar realizado por el Centro de Emprendimiento e Innovación Abierta Hub Alimentos apoyado por Corfo, para analizar el aumento en la demanda de ciertos productos, un cambio hacia el comercio electrónico y preferencias nutricionales.

El director del Hub Alimentos, Michel Leporati, planteó que es necesario adelantarse a los impactos del coronavirus en el mercado de alimentos post contingencia, destacando “emprendedores y empresas deberán adaptarse a los nuevos escenarios de producción y consumo que dejará el Covid-19 en el desarrollo de la industria alimentaria.  Por esta razón, en este nuevo encuentro virtual invitamos a Eumonitor, porque es una agencia internacional que posee estudios respecto a las tendencias de consumo de alimentos con las implicancias de mediano y largo plazo”.

Por su parte, el académico de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UTalca, Aníbal Concha, abordó en su presentación online la importancia de reforzar medidas de higiene en personal y educación, junto con capacitaciones en temas de inocuidad de alimentos y COVID-19. “Es fundamental proteger la salud y la seguridad de todas las personas que trabajan en la producción alimentaria y en las cadenas de suministro de alimentos, por lo tanto, es recomendable fortalecer los sistemas de gestión de la inocuidad alimentaria y mantenerse actualizado respecto de nuevas recomendaciones, medidas y regulaciones”.
La investigación de Alimentos en Chile y varios países más de Sudamérica que ha realizado Euromonitor International manifiesta que el COVID-19 ha impactado el entorno macroeconómico, la cadena de abastecimiento, los canales de distribución y el consumo alimentario.

“Cafeterías, restaurantes, casinos, quioscos fueron los más afectados, generando un impacto macroeconómico negativo en el comercio y mayor desempleo. Por otra parte, las ventas de productos no perecibles, congelados, algunos lácteos y snacks tuvieron un crecimiento que se denomina stockpiling, porque fueron los que más stock experimentaron como reacción al Covid-19. De hecho, las ventas de comida empaquetada crecieron en un 8% y una de las tendencias son las pastas secas, que experimentaron el mayor porcentaje fuera de stock”, expresó el analista senior de investigación, Andrés Chehtman.

El especialista agregó “las ventas minoristas están creciendo en gran medida a través del comercio electrónico, de hecho, durante abril los sitios de e-commerce multiplicaron hasta seis veces las operaciones. Por otra parte, entre los efectos de mediano y largo plazo por la recesión, se prevé que muchas personas continuarán cocinando en casa y evitando multitudes, prefiriendo alimentos funcionales que provean salud y bienestar”.