Inicio Agricultura SAG del Minagri mantiene activo control de quemas agrícolas

SAG del Minagri mantiene activo control de quemas agrícolas

Un activo rol están cumpliendo los funcionarios y funcionarias del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, de la Región de O'Higgins en el marco de la fiscalización para prevenir la ocurrencia de quemas agrícolas.

“Nuestra región tiene diversas normas vigentes, relacionadas con esta materia. La más importante de ellas, el DS 15 conocido como Plan de Descontaminación Ambiental, PDA, de O’Higgins, prohíbe las quemas agrícolas en todo el valle central. Sin embargo hemos visto que algunas personas siguen incurriendo en esta práctica dañina para el medioambiente y para su propio recurso productivo”, sostuvo Ignacio García, Director Regional del SAG.

El PDA de O’Higgins está vigente desde el 01 de abril al 15 de septiembre de cada año. Además, en la zona centro sur, el calendario de quemas establecido por Conaf las prohíbe terminantemente en los meses de enero y febrero, y entre los meses de abril a septiembre.

En el SAG indicaron que, aun en pandemia por COVID-19, existe un  programa anual de fiscalizaciones coordinado por la Superintendencia del Medioambiente y donde el SAG, Conaf y Carabineros tiene atribuciones de fiscalización. A esto se suma que el 1 de mayo entró en vigencia el decreto supremo 100 que prohíbe las quemas agrícolas en toda la provincia de Cachapoal, y de neumáticos para prevenir heladas en todo el país, y que es sancionado directamente por el Servicio Agrícola y Ganadero.

La quema agrícola es una actividad que tradicionalmente se realiza para eliminar desechos de cultivos, como rastrojos de maíz, o basuras encontradas en canales de regadío, pero que aportan un cuarto de la contaminación por material particulado 10, según estudios realizados para justificar los planes de descontaminación, sobre todo en invierno, que es donde en años normales se da el peak de enfermedades respiratorias a las que este año se suma la pandemia por Covid-19.

Fuertes sanciones

Ignacio García enfatizó en que las quemas agrícolas no se deben realizar. “Para el caso del Decreto Supremo 100, quienes realicen quemas agrícolas arriesgan multas que pueden llegar a las 75 UTM”, sostuvo.

A su vez, el Director Regional del organismo indicó que existen alternativas beneficiosas para el medioambiente y las propias producciones como la reincorporación de rastrojos a suelo. Diversos estudios han demostrado que esta práctica mejora la oportunidad de siembra, donde los rastrojos al actuar como barrera física, hacen que disminuya la pérdida de agua del suelo, aportando elementos nutritivos a las plantas y mejora la fertilidad del suelo, provocando aumentos de rendimiento de la producción por hectárea.