Inicio Policía y tribunales PDI desbarató farmacia ambulante ilegal

PDI desbarató farmacia ambulante ilegal

Fueron incautadas más de 1.200 cajas de distintos tipos de medicamentos.

Ayer, mientras detectives de la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) Rancagua, se encontraban constatando el cumplimiento de la cuarentena en las calles de la capital de O’Higgins, se percataron que un sujeto se encontraba en la vía pública, con el maletero de su vehículo abierto, ofreciendo y comercializando medicamentos.

Según dio a conocer la PDI, el hecho ocurrió en un pasaje de la Población Baltazar Castro, ubicada en el sector Oriente de Rancagua, lugar en el que los policías controlaron al vendedor ambulante de medicamentos, quien no contaba con permisos para trabajar ni de desplazamiento. Asimismo, al consultar por la procedencia de los fármacos, este no contaba con actas que pudieran acreditar una adquisición regular de los mismos.

Lo anterior fue dado a conocer al fiscal de turno, quien dispuso que el sujeto, de 40 años de edad y sin antecedentes policiales, quedara apercibido de conformidad al artículo 26º del Código Procesal Penal, a la espera de citación por parte de la Fiscalía Local de Rancagua, en calidad de imputado por infracción al Artículo 318º del Código Penal (por incumplir la cuarentena) y también por infringir la Ley 20.724, en lo referente a la venta ilegal de medicamentos.

Conforme a lo señalado por la Policía de Investigaciones, se efectuaron coordinaciones con el Servicio de Salud O’Higgins, organismo que envió una asesora especializada para revisar los medicamentos, profesional que indicó la presencia de fármacos cuya venta exige la emisión estricta de una receta por parte de un facultativo médico.

No obstante lo anterior, de acuerdo a lo señalado por el personal del Servicio de Salud O’Higgins, aún cuando varios de los medicamentos no requieren de una receta médica para su comercialización, la venta de los mismos en un lugar no regulado puede afectar la conservación de los fármacos, puesto que no se garantizan las condiciones de almacenamiento ni temperaturas idóneas para mantener sus propiedades.

En lo que respecta al conteo y avalúo total de lo incautado, este corresponde a 12.000 cajas de remedios de distinto tipo, los cuales fueron avaluado en aproximadamente 1,5 millones de pesos.